Hay algo en lo que casi todo el mundo está de acuerdo:

La mayoría de las páginas web de los negocios son un coñazo (y no venden nada).

Así que si tienes un negocio (y necesitas ventas porque para eso es tu negocio) esto que te voy a contar casi seguro que te interesa.

Porque lo que tú crees que es una gran web, tiene muchas papeletas de ser ignorada.

De hecho, hay un dato devastador y es que más del 90% de las páginas web de negocios son ignoradas cada día de forma sistemática. No están preparadas para ayudar a sus dueños a vender.

Más del 90%.

Eso significa dinero tirado a la basura y otro tanto que se queda encima de la mesa. Posibles clientes que llegarán a tu web, la verán y se marcharán por donde han venido para no volver jamás.

 

La pregunta es:

¿Hay forma de cambiar esto?

Por supuesto, mediante la combinación de dos elementos que enseguida vas a ver.

Pero antes déjame que te cuente que…

Hay otra forma de escribir.

Yo no soy copywriter, soy diseñador web.

Pero sé que desde hace más de 200 años hay una forma de escribir que se utiliza justamente para atrapar mentes y vender solo usando palabras.

Ojo, esto no es ningún truco.

Hablo de una forma de escribir con la que consigues que tu cliente se pare, te lea y haga eso que le pides. 

El primer paso es:

Deja de escribir mensajes que están más quemados que la pipa de un indio.

Trabajando junto a ti desde 1900.

Somos la empresa en la que puedes confiar.

Personal cualificado y profesional.

Trato personal y cercano.

Nuestro servicio es extraordinario.

Contamos con un equipo multidisciplinar.

Somos innovadores.

Somos expertos en…

Nos apasiona tal cosa.

Nuestros clientes son lo primero.

A ver, ¿estas frases son mentira o están mal escritas?

No, pero entiéndeme, se han dicho tantas veces que ya no significan nada, son mensajes ciegos. Forman parte de la verborrea típica comercial.

Huelen a venta rancia, a “buff otra vez el pesado este” y te hacen parecer ese vendedor de Vodafone que te espera con una sonrisa al final de la escalera mecánica en el centro comercial.

Y ya sabes, todos hemos huido de él alguna vez.

Pero… ¿entonces?

Mira lo que dice el publicista Howard Gossage:

 “Nadie lee anuncios. Las personas leen lo que les interesa. A veces es un anuncio”.

Lo que significa que no importa lo bueno que sea lo que vendas, la gente no tiene ninguna obligación de leerte. Tu cliente solo prestará atención si consigues ser importante para él.

La razón es que el cliente es tremendamente egoísta. Solo le importan él y sus problemas.

Y este es el motivo por el que los textos de tu web no funcionan.

Lo que se traduce en:

– Clientes que llegan a tu web, la ven y se marchan para acabar decantándose por otro negocio.

– Mandas un mail y no tienes repuesta.

– Clientes que parecen muy convencidos, pero de repente desaparecen.

– Tu proceso de venta se eterniza y acaban decidiendo por precio.

– Tienes clientes que parece que van a comprarte, pero nunca eres su prioridad.

– Tu web es un imán de clientes insoportables que solo deciden por precio.

No lo entiendo, pero si todo el mundo lo hace así.

Bien, estupenda señal para hacerlo distinto.

Porque te diré algo.

Si mañana escribes unos textos atractivos en tu web, puedes conseguir que un cliente que llega a tu web, acabe interesándose en contratar o comprar tus productos o servicios.

 

Lo siento, es así de duro.

Utilizar según qué ángulos a la hora de escribir puede hacer revivir al cliente más zombie.

Y no se trata de mentir. Se trata de vender diciendo la verdad, pero haciendo esa verdad atractiva.

Hay gente que lo prueba y me cree.

Hay gente que no se lo cree, pero tampoco lo prueba.

Pero ojo que esto no va solo de escribir, el diseño de la web también importa. Y aquí entrarían los colores, iconos, logotipo, fotos, videos…

El diseño web para hacer tu texto apetecible.

Deja que me explique, pero antes te pregunto algo.

¿Tus textos y tu web están bien diseñados?

Piénsalo, los textos entran por los ojos y éstos están atraídos por la belleza, el orden, lo agradable.

Por eso la redacción funciona como una especie de interfaz de usuario. Incluso antes de que tu cliente haya empezado a leer, ya ha decidido si lo va a hacer o va a pasar de ese tocho.

 

Tu texto debe verse bien y estar diseñado para que la gente pueda leerlo y navegar por él fácilmente.

Por eso hay que tratar al texto como un objeto visual atractivo y en equilibrio.

Por eso hay que saber maquetar, estructurar y reforzar con unas fotos y videos profesionales en tu web (nada de fotos o videos hechos con tu móvil o con la cámara de tu cuñado). 

Ten esto en cuenta si diseñas tu página web porque realmente marca la diferencia.

Si tu web es atractiva y tus textos fáciles de leer, te leerán.

Estas son algunas páginas web de negocios con un diseño profesional.

Por qué deberías contratar este servicio de diseño de página web para negocios.

La cuestión es la siguiente.

Puedes devanarte los sesos intentando averiguar, mediante prueba y error durante el tiempo que quieras, cuál es el secreto para escribir de forma persuasiva los textos de tu web, cómo debe ser el diseño web de un negocio y cuál es la estrategia correcta para vender a través de tu web.

O puedes hacer algo mejor.

Tomar el atajo rellenando el cuestinario inicial para que evalúe tu caso y que sea yo quien redacte los textos y haga el diseño web de tu negocio. Y que sean mis colaboradores quienes hagan las fotos y video de tus instalaciones.

Cosas que conseguirás con este servicio.

– Dejar de avergonzarte cada vez que te preguntan por tu web y poder decir con seguridad que pueden ver toda la información en tu web (sabiendo que no solo no perjudicará a tu marca sino que además que te ayudará a vender).

– Dejar de bombardear a los clientes con mensajes que no les interesan y dar con el argumento que motiva a ese cliente a comprar.

– Lograr que ese cliente pase de ignorarte como un proveedor más, a leerte atentamente cada vez que entre en tu web o reciba algo tuyo.

– Llegar a más clientes y además poder elegir al tipo de clientes que deseas atraer, recuerda que las palabras de tu web hacen de imán, depende de lo que digas y cómo lo digas.

– Dejar de sonar aburrido y hacer sexy tu producto o servicio.

– Que tu web tenga un diseño profesional que haga tus textos más legibles y que apetezca leer.

– Desplegar en tu web varios argumentos que tu competencia desconoce, pero que, sorprendentemente, son los que mejor funcionan para conseguir ventas.

– Crear una tensión de compra tan irresistible que a ese cliente le sea muy difícil no tomar acción.

Preguntas habituales.

Me gusta que quede todo claro así que aquí van algunas de las dudas más habituales sobre mi servicio:

¿No sé si este servicio es para mi negocio?

Lo primero, tienes que poder permitírtelo. El servicio es para negocios; así que, si tu negocio no tiene capacidad para invertir el dinero que vale, puede que no tengas un negocio (saneado al menos).

Lo segundo es que este servicio vale para cualquier negocio. Ninguna se queda fuera. Repito, vale para cualquier negocio, sea grande o pequeño, feo o precioso, viejo o nuevo, es igual.

Y lo tercero es que este servicio (a pesar de está diseñado para negocios) no es para cualquiera. Si eres de los que no piensas en tu web como una pieza clave en tu proceso de venta, si eres de los que ve heridos sus sentimientos si te digo que una idea tuya no me gusta o si buscas a alguien que se limite a ejecutar tus ideas, sin duda este servicio no es para ti y no pasa nada.

Por eso debes rellenar el cuestionario inicial y seré yo quien valore si puedo ayudar a tu negocio o no.

¿En qué consiste el servicio?

Primero debes rellenar el cuestionario inicial para que pueda evaluar si puedo ayudarte o no. En caso de que sí, agendaremos una reunión/llamada. En caso negativo, te diré el motivo por el considero que no puedo ayudarte.

En la reunión hablaremos del servicio.  Te enviaré el contrato, harás el primer pago y cuando llegue tu fecha de inicio de proyecto (que te diré en la reunión) comenzaré a trabajar en tu web.

El servicio incluye la redacción de los textos de la web y el diseño web completo (incluyendo las fotos y video profesionales de tus instalaciones).

Finalmente te entregaré la web, te explicaré cómo se actualiza y a partir de ese día me tendrás a tu lado durante el próximo mes para resolver dudas o incidencias si las hubiera. Una vez acabado el mes, podrás contratar mi servicio de soporte técnico y mantenimiento web.


¿Cuánto tiempo tardarás en entregarme la web?

Yo trabajo solo en mi estudio. Eso me permite poder entregar proyectos más rápido que mis competidores (agencias lentas con gran infraestructura, con varios trabajadores y departamentos).

Por eso una vez haya recibido los materiales de mis colaboradores (fotos y video) el plazo aproximado de entrega de proyecto es de 1 mes a contar desde la fecha de inicio que te haya dado. 

A día de hoy estoy dando fecha de inicio aproximadamente de 1 mes vista desde que se contrata el servicio. Es importante que esto quede claro, si contratas mi servicio no empezaré a trabajar en él hasta dentro de 1 mes como mínimo. Se puede ir avanzando con las fotos y el video de tus instalaciones, pero el texto y el diseño de tu web no lo toco hasta la fecha de inicio de proyecto.

¿Qué precio tiene el servicio? ¿Bajará alguna vez?

No soy una agencia que pueda atender a 10 clientes al mes a la vez. En el estudio estoy yo solo y únicamente atiendo a un cliente al mes. Cobro el doble que mi competencia y tengo los clientes más fieles.

El servicio a día de hoy tiene un precio de 3.000 € (más iva) y nunca bajará. No hago ofertas, ni blackfraidei, ni rebajas, ni día de la madre, ni día del hámster. Es más, el precio va subiendo cada cierto tiempo en función a mi demanda. Pero bajar, nunca.

Haz clic en el botón y rellena el cuestionario inicial y cuéntame qué deseas conseguir para que pueda evaluar si puedo ayudar o no a tu escuela infantil. En caso de que sí, agendaremos una reunión/llamada. En caso negativo, te diré por qué no puedo ayudarte.

¿Es válido si mi negocio es…?

Da igual el producto o servicio que vendas, los principios de los que hablo aplican a cualquier tipo de escuela infantil. Sirven para vender a cualquier tipo de escuela infantil sea como sea. Estos principios han funcionado desde los inicios del marketing moderno y funcionarán mientras exista el marketing. Así que, si estás interesado, no te conformes con estar interesado, actúa.

¿Es una buena inversión para mi negocio?

Si quieres sacar provecho de los fundamentos clave de la escritura persuasiva de una manera sencilla y directa aplicándolos en la web de tu negocio y comprobar lo extraordinariamente rentable que resulta, este es tu servicio. A partir de ahí, ya tienes que decidir tú.

¿Cómo hago la compra?

Una web debería ser tan fácil de contratar como de usar.

Olvídate de tecnicismos y de la última palabra de moda. Pese a ser diseñador web, me aburre hablar de tecnología.

Lo de que quieres que tu web obtenga un excelente posicionamiento en buscadores, sea segura y fácil de usar, funcione en móviles, tenga un diseño espectacular, pueda crecer en el futuro e incluya mantenimiento, es lo mínimo aceptable.

Lo que quiero que me cuentes es qué deseas conseguir; elegir la mejor forma de hacerlo es, en parte, el motivo por el que me contratas. Principio del formulario

Final del formularioHaz clic en el botón y rellena el cuestionario inicial y cuéntame qué deseas conseguir para que pueda evaluar si puedo ayudar o no a tu negocio. En caso de que sí, agendaremos una reunión/llamada. En caso negativo, te diré por qué no puedo ayudarte.

¡Ah! Por si te interesa ponerme cara, el primero empezando por la izquierda soy yo (Jorge Cobos) el resto mis colaboradores (fotógrafos y videógrafos).

Diseño Web para Negocios

Tu web completa con el diseño web, textos, video y fotos profesionales de tus instalaciones.

3.000 (más iva)
  • Rellena el cuestionario inicial para que pueda evaluar si puedo ayudarte o no.