10 Cambios de Mentalidad como Fotógrafo

Hola querido Fotógrafo,

quiero que sepas que me encanta escribir artículos formativos en mi blog. Y supongo que por otro lado, a ti te gustaría recibir consejos prácticos y formativos sobre cómo mejorar tu web de Fotografía.

Pero antes comencemos por algo más importante.

A veces los fotógrafos ingnoran o malinterpretan las mejores práticas de diseño web por culpa de una mentalidad errónea o simplemente porque la ven desde una perspectiva equivocada. Por lo que un cambio de mentalidad podría ser exactamente lo que necesitas para conseguir realmente llevar tu sitio web al siguiente nivel, a la primera división.

En este post no hay consejos ni trucos específicos.
Mi objetivo es darte CLARIDAD Y FOCO.

¡Empecemos!

10 Cambios de Mentalidad como Fotógrafo llevar tu Web y Negocio al siguiente nivel.

1. El SEO ya no es un juego que puedas “ganar” con etiquetas y palabras clave. Google se preocupa más por la satisfacción del usuario.

En cuanto a SEO, debes tener una visión más amplia.

Ya no se pueden crear títulos SEO perfectos y meta-descripciones, o meter palabras clave específicas en cualquier parte del contenido de tu sitio web para escalar posiciones de la noche a la mañana.

En su lugar, Google protege a sus usuarios analizando de cerca cómo navegan y cómo se comportan en tu sitio web.

Así que regresa a lo básico: piensa en cómo crear una buena experiencia para los usuarios de tu web. Empezando por escribir etiquetas SEO para humanos, no para el robot de Google.

2. Tener una Web y mover tu Web son dos cosas diferentes (la importancia del SEO offpage).

Parece una obviedad pero no lo es y por eso lo he separado del punto anterior sobre SEO.

Existe una gran diferencia entre el SEO dentro de tu Web onpage (títulos, etiquetas, meta descripciones, etc) y el SEO fuera de tu web offpage(factores externos a tu web) No debes olvidar la importancia de los enlaces entrantes hacia tu web procedentes de webs relevantes.

3. Los sitios web no son mágicos, solo son multiplicadores de la calidad de tu trabajo.

No pretendas que tu web haga todo el trabajo. Tus fotos tienen que ser de gran calidad si quieres que tu negocio como fotógrafo prospere.

Por eso debes prestar mucha atención al tipo de fotografías que muestras en tu web. No vale todo, sólo vale lo mejor.

4. A menos que lo hagas como un hobby en tu tiempo libre, la Fotografía es un negocio. Y deberías empezar a actuar como el dueño de un negocio.

Eso significa que es posible que tengas que aprender muchas habilidades además de fotografiar y editar fotos: marketing, SEO, diseño web, presupuestos, facturas, contratos, leyes de derechos de autor. Como propietario de un negocio, debes usar muchos sombreros. 

No me malinterpretes, no tienes que ser un experto en todos estos campos. La mayoría de las veces puedes contratar personas especializadas para que hagan este trabajo por ti. Pero al menos debes investigar y comprender los conceptos básicos.

Y a veces sólo necesitas un cambio de mentalidad: tratar lo que haces como un negocio te permite ver las cosas de manera diferente.

Muchos fotógrafos temen la idea de ver su trabajo como un negocio porque tienen miedo a perder tiempo y creatividad en su día a día. Claro que sí, tendrás que trabajar en “cosas aburridas de negocios” y restar tiempo a hacer fotos. Pero se trata de hacer crecer tu negocio y obtener la libertad de hacer lo que amas 🙂

 

cambio de mentalidad para fotógrafos
Fotografía de Alex Wong

 

5. Ver tu sitio web de fotografía como una inversión en lugar de un gasto.

Existe una resistencia tremenda a contratar a alguien y asignar un presupuesto para el diseño y marketing de tu web. Esto es completamente comprensible en la economía actual, todos quieren reducir los gastos.

Pero no puedes esperar resultados serios de eso. Al igual que los fotógrafos intentan encontrar clientes que valoren su trabajo, a menudo se pasa por alto el contratar profesionales en otras industrias (diseño web, diseño gráfico, marketing, etc)

Para cambiar tu mentalidad de “gasto” a “inversión”, es importante que sepas bien con quién estás trabajando:

– Los técnicos realizan tareas técnicas, se enfocan el tiempo y producción. Y por lo tanto son considerados como un gasto.

– Los profesionales especializados brindan soluciones. Se enfocan en los resultados y en el valor que están creando. Por lo tanto son una inversión y vale la pena invertir en relación al valor que aportan.

En mi caso, con mucha experiencia en el diseño de páginas web para fotógrafos y una comprensión global de cómo funcionan los negocios en Internet, me esfuerzo en posicionarme siempre en esta última categoría porque me considero una inversión en tu negocio.

6. Encuentra tu nicho en la fotografía en lugar de ser una navaja multiusos.

En un mercado muy saturado, necesitas especializarte en un nicho más pequeño para ser más visible. Y aunque en principio te estás dirigiendo a un público más reducido de personas, serás visto como un experto en su campo y saldrás beneficiado.

En este post encontrarás una explicación más extensa sobre los beneficios de especializarte como fotógrafo.
Y en este otro te explico cómo especializarte como fotógrafo.

Diferentes tipos de especialización en un nicho: 

  • a través del tipo de fotografía que haces (gran angular, bajo el agua, aérea, blanco y negro, médica, etc.)
  • a través de tu estilo fotográfico (bodas con un toque de Hollywood, retratos divertidos, excesivamente coloridos, etc.)
  • al cubrir una ubicación / área específica (y solo aceptar clientes de allí)
  • a través de cómo haces marketing online (blogs, publicaciones, eventos, etc.)

Aquí tienes nuevos nichos de especialización del S.XXI

7. Deshazte de la mentalidad “construirlo y ellos vendrán”.

Cada día surgen miles de webs nuevas en el mundo. Así que sólo el simple hecho de tener tu web en linea no te garantiza para nada que la gente la encuentre y entre en ella. No es suficiente.

Tu web es una inversión continua de tiempo y recursos, no se trata de un lanzamiento de una sola vez y a sentarse a verlas venir.

En primer lugar, tu web necesita actualizaciones continuas:

En segundo lugar, nada más empezar, tu web actuará como tu portfolio de trabajos realizados. Las personas que quieran ver tu estilo fotográfico pueden verlo en tu web al momento y eso es genial. Pero tu web al principio no recibirá más visitas nuevas por sí solo. Tienes que continuar publicando contenidos de calidad para conseguir tráfico y por otro lado enfocarte en otras estrategias offline para atraer clientes nuevos (asociaciones, alianzas, etc)

Así funciona la era digital, casi todo el mundo tiene una web. Si acabas de comenzar en la fotografía y estás pensando en dar el salto y crear tu primer sitio web, no estoy tratando de asustarte. Sólo estoy tratando de ayudarte a tener unas expectativas realistas sobre lo que una web puede hacer por ti y la cantidad de trabajo y recursos que necesitas para sacarle el máximo provecho.

Mi consejo: Construye tu Web, trabaja duro y los resultados vendrán seguro 😉

8. Incluso si odias el “minimalismo”, tu web necesita simplicidad y claridad.

No sé por qué pero la palabra minimalismo está cargada de malas ideas preconcebidas, por lo que en su lugar mejor usaré la palabra simplicidad

Lo que quiero decir con esto es:

  • aprender a limitar las opciones que le das a tus visitantes.
  • siendo intencional con la forma en que construyes tu sitio web.

En lugar de abrumarlos con demasiadas cosas, debes guiarlos usando una navegación limpia y contenido directo.

Cuando alguien llegue a tu web por primera vez debería saber en 3 segundos qué es lo que ofreces, cuál es tu especialidad y dónde debe hacer clic a continuación.

Intenta hacer este ejercicio de prueba de usuario: Pídele a algún amigo o familiar que se sienten y naveguen por tu web durante unos minutos. No los dirijas ni guies ni les expliques el sitio, sólo pídeles que piensen en voz alta y que vayan comentando lo que ven. Confía en mí, este ejercicio te puede ser de mucha ayuda para mejorar tu Web (yo lo hago)

9. Tu sitio web es tu base de operaciones. Los perfiles de las redes sociales son sólo centros de comercialización.

Este es un tema peleagudo.
Realmente tú no eres dueño y poseedor de tus perfiles en redes sociales. Los dueños son las empresas como Facebook, Twitter, Instagram…y pueden cambiar las reglas de un día para otro y cerrar el chiringuito.

En cambio, tu web sí es un activo (digital) que puedes controlar, y sobre el cual tienes todos los derechos de autor y explotación.

Hay muchos fotógrafos que vuelcan todos sus esfuerzos y recursos en las redes sociales porque dicen que allí estan los clientes y se olvidan por completo de su web. ¿Qué pasará si el día de mañana cierran tus redes sociales? No tendrás una web fuerte que pueda sostener tu captación de clientes.

Por lo tanto, es bueno tener ambas cosas (web y redes sociales) y no centrarse únicamente en tus redes sociales.

10. La personalidad triunfa sobre los elogios.

Muchos fotógrafos se obsesionan con lo que deben poner o no en su página de “Sobre mí” sobre todo si están empezando con su web.

Y mi consejo más sincero es que tienes que poner la mano en el corazón y escribir sobre lo que te impulsa a ti como fotógrafo y lo que te hace único. Incluso aunque no tengas premios de fotografía o pruebas sociales que avalen tu profesionalidad como fotógrafo puedes convencer a tus visitantes mostrando tu propia personalidad. Házme caso.

Además de tener un buen diseño en tu web (con buenos colores, tipografías, fotos…) las palabras que uses en tu web tienen un poder increíble. Encontrar y suar tu propio tono de voz puede marcar la diferencia:

  • historias interesantes sobre ti mismo
  • tranquilizar a la gente acerca de tus servicios de una manera cálida, acogedora y honesta.
  • mostrando tu foto de autorretrato (siempre sonriente)
  • ser gracioso (dentro de lo razonable)

La razón por la que te digo esto es que Internet está abarrotado de páginas web ya que cualquiera puede crear su web de fotógrafo.
Y con este panorama, la confianza es la clave de este juego.
Cuando decides trabajar con otra persona o contratar sus servicios, la confianza juega un papel básico. Y esta confianza sólo se puede obtener a través de la honestidad y la autenticidad. ¡Sé tu mismo!

Bonus: un plan de negocios de fotografía eficaz no es simplemente tener un sitio web

Los sitios web no son mágicos, sólo son multiplicadores de la calidad de tu trabajo. Su sitio web de fotografía puede ser una herramienta poderosa en tu carrera. A veces indispensable, pero sólo una herramienta. Depende de cómo lo uses. 

Algunos fotógrafos emergentes o novatos se proponen construir su primera web con la idea de hacerla completamente “automatizada” De tal forma que los clientes se presenten por arte de magia para solicitarles presupuestos, contratar sus servicios y generar ingresos pasivos cada mes. Esto es un sueño, ¡Despierta!

Malgastan mucho dinero en el equipo fotografico y en formación y luego se dan cuenta de que el proceso es mucho más lento y de que su web no está generando el enorme crecimiento que esperaban desde el principio.

Así que comienzan a buscar atajos, consejos rápidos y trucos para alcanzar el éxito de forma rápida (publicidad, SEO negro, plantillas especializadas, etc) Y no se dan cuenta de que acaban de crear una web con una plantilla / theme que también están utilizando cientos de fotógrafos y han terminado pareciéndose a toda su competencia.

Las soluciones rápidas y baratas las utilizan todos así que así jamás podrás diferenciarte. El trabajo “real y bueno” es lento y difícil. Si fuera fácil, todo el mundo lo haría ¿verdad? 😉

Por lo tanto, ten claro que tu Web es una pieza más de una gran maquinaria que es tu negocio como fotógrafo.

Casi cualquiera puede crear una web básica hoy en día pero lo que haces con ella es lo más importante. Y la calidad de las fotos que pongas en ella es aún más importante si cabe.

Soy diseñador web y gráfico y puedo hablar horas sobre cómo estructurar y crear un sitio web para ayudar a tu negocio de fotografía. Pero el principal componente comercial y de ventas está en tus manos: tener unas fotos realmente impresionantes y unos servicios de fotografía atractivos.

Si no tienes claridad y foco o si estás trabajando en un nicho de fotografía sin salida, por mucho que tengas la mejor web del mundo no te ayudará a alcanzar tus objetivos de ventas (aunque al menos tendrás una web bonita jeje)

Fíjate en la web de algunos fotógrafos exitosos. Muchos de ellos aún tienen su web obsoleta con Flash o tienen una web fea y mala, con una usabilidad patética y con problemas serios de SEO…etc

Pero siguen teniendo éxito porque se enfocan en sus fotos y piensan en su negocio como un todo. Tanto su web como sus redes sociales son sólo herramientas que están usando (mejor o peor) para impulsar su negocio de fotografía.

¿Tienes alguna duda o pregunta que quieras hacerme?

Si tienes cualquier duda puedes escribirme a través del formulario de contacto.

Soy un Diseñador Gráfico y Web que ayuda y acompaña a Emprendedores a tener una Web Segura, Rápida, Flexible y Optimizada para la Venta.
Apúntate a mi lista y recibe gratis el Cuaderno de Trabajo para aprender a Planificar una Web te haga libre viviendo de tu Talento ayudando a los demás.
>>DESCARGA GRATIS AQUÍ

Deja un comentario

Responsable » Jorge Cobos González (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de JorgeCobos.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.